Rugby | 02/07/2017 10:31

En un emotivo final el Yunque venció a Portugués y lo alcanzó en la cima

Con un final tan apasionante como todo el desarrollo del juego, en Barrio 30 de Octubre, Bigornia Club obtuvo una agónica victoria de visitante ante Deportivo Portugués por 38 a 36, en lo que fue el duelo por la penúltima fecha del Torneo Austral.
 

El partido de la fecha no decepcionó porque Deportivo Portugués, que comenzó la jornada siendo líder en soledad, recibía a su escolta Bigornia Club. Partido con muchos condimentos, no solo porque si el marcador era favorable al local se coronaba campeón, sino que de todos modos ambos siempre han sido animadores directos del certamen; mientras que el equipo de la capital chubutense debía imperiosamente ganar para llegar con chances de campeonar en la última fecha.

Así apretó el acelerador de entrada el visitante, acompañó la templanza del local y con tan solo tres minutos Oscar Oliva abrió el marcador con un penal. Pero no sería la única anotación en contra para Portugués, porque nuevamente el apertura sería el encargado de acertar a los palos, produciendo lo que sería el buen momento de Bigornia.

Portugués regaló varios minutos. La actitud demostrada no se compatibilizaba con el manejo que se quería lograr, se cometieron varios errores que fueron aprovechados por el rival y así a los 11’ Karim Manllauix estiró cifras. El 16 a 0  abrió otro partido, porque el cotejo mostró una tendencia poco habitual en este tipo de duelos tan trascedentes, es que en el mejor momento de un equipo el que se vio favorecido fue el rival.

Alejandro Urra fue el que descontó en el primer cuarto de hora, aunque por intermedio de Castiglione primero y luego por Facundo Cayuqueo estiró cifras Bigornia. De ahí en más apareció la mejor versión de Portugués. Se pudo hacer de la ovalada el local. El lusitano utilizó todo el ancho del terreno, fue paciente, movió la guinda y le llegó a José Sandoval que pudo mostrar en toda su magnitud la velocidad que tiene. Se la llevó por el sector zurdo y así no paró hasta asentar y achicar distancias en el tanteador.

Se mostraba sólido no solo en los line out Portugués, sino que de todos modos en defensa, manejaba los tiempos, pero una intercepción de Leandro Acevedo, generó la chance para que por la izquierda reciba en soledad Julio Martín y así a tres del descanso seguir mandando en el marcador. Pero no sería la última del primer tiempo porque quedó tiempo para que Diego Fueyo se combine con Alejandro Urra, y este último que abrió los espacios por el medio, mostro la vulnerabilidad en la defensa, se animó Soriani a abrirle hacia la izquierda avanzó varios metros Fernando Gutiérrez, quien alcanzó a eludir la última marca con un pase perfecto para Javier Soto, que se encargó de convertir el try.

En el segundo tiempo continuó dominando Portugués y con apenas un minutos se escapó por la derecha Sandoval y Gutiérrez en la conversión achico cifras. Se animaba a todo o nada el lusitano y así fue el dominador total del encuentro. Mucho desgaste, presión y juego sólido fueron las armas con las que llegaría a dar vuelta el duelo. A los siete minutos luego de un line la peleo por el sector diestro Portugués, recibió el goleador del certamen, Ramón Quinteros y a pura potencia quebró la resistencia rival para el 29 a 28.

Cambió totalmente el ánimo del juego, se vio aturdido Bigornia y Portugués aprovechó su buen momento para estirar cifras, casi en una jugada calcada, porque nuevamente desde el line se armó el maul, empujó todo Portugués y en la línea la guinda la recepcionó Quinteros y nadie pudo frenar a “Papo”.

Gran pasaje de Portugués que se vio interrumpido por errores propios, como la recepción de la pelota y algunas elecciones en los pases. Aunque el error más grande fue dejarlo meterse nuevamente en partido al elenco de la capital, porque a los 22 minutos Ezequiel Antubil descontó en la visita, luego de que lucharan varios minutos con la defensa rival en los últimos cinco metros.

Los minutos finales fueron buenos, no solo porque el partido no estaba cerrado, sino que ambos mostraron jugadas para seguir convirtiendo. Estirar distancias Portugués pero no estuvo fino luego de la línea de 22;  así el cierre fue todo de Bigornia.

Buena defensa local, con mucho tackle para aguantar la embestida, pero en el último minuto del partido y luego de tres scrum a cinco a metros, la bocha se abrió toda para la derecha, donde esperaba con tiempo y espacio Daniel Villán, quien ´fue el héroe de la jornada al marcar el try del definitivo 38 a 36 para los de Rawson, porque ya no hubo tiempo para más. Ahora tanto Portugués como Bigornia comparten la cima de la tabla con 29 puntos y el campeón se define en la última fecha.

En la última fecha, Bigornia deberá enfrentarse a Patoruzú y Portugués viajará a Gaimán para jugar ante Draig Goch. Si los dos equipos logran victorias y terminan con la misma cantidad de puntos en la tabla, ambos se consagrarán campeones.












Acompañanos en Facebook

si todavía no lo hiciste, presioná sobre el botón Me gusta
Vas a poder enterarte de todas las novedades del Club, al instante